Quizás esta es la parte que más me gusta del marketing, es la que requiere mayor creatividad y donde podemos poner nuestra impronta personal a la marca.

Porque aunque no lo creas tu marca habla por tí, es un mensaje, y una marca bien cuidada habla también de nuestra personalidad como empresa.

1. Define tu imagen de marca

La marca es el sello de nuestro negocio, es el primer impacto visual que el cliente tiene acerca de nosotros y cómo tal tiene que hablar bien de nosotros, y para ello es importante que los elementos técnicos y visuales estén bien cuidados. 

Los colores tienen que ser equilibrados, armónicos y con contrastes adecuados, pero de esto hablaremos en el siguiente punto.

Por otra parte los trazos tienen que ser limpios, sin cortes, y con una forma definida. También, es necesario que la imagen sea nítida, sin zonas pixeladas o de mala calidad. En definitiva, el grafismo de la imagen tiene que ser profesional y de calidad.

Cuando hablamos de imagen de marca, no hablamos sólo del logotipo de la empresa, los colores de tu escaparate, la decoración de la tienda y todo tu entorno digital tiene que mantener ese equilibrio en los colores y el diseño.

Una herramienta que te será de mucha utilidad para definir la paleta de colores de tu imagen de marca es Adobe color. En ella puedes explorar las tendencias por sectores, y configurar tu paleta de colores personalizada con varias opciones de contraste.

2. La psicología del color

Eva Heller en su libro la psicología del color, nos define en base a un estudio realizado con multitud de públicos con diversos factores demográficos y ocupaciones cuales son los colores más apreciados y lo que transmiten cada uno de ellos. 

No es mi intención hacer un resumen pero sí detallaré los 5 colores más apreciados según este estudio, aunque como he explicado en el punto anterior, la herramienta de adobe color nos puede dar ideas de los colores en tendencia.

Expongo a continuación los 5 colores más apreciados por orden descendente de mayor a menor apreciación:

  • Azul: El color de la simpatía, la armonía, la fidelidad, pese a ser frío y distante – el color de la alegría y del peligro.
  • Verde: El color de la esperanza – un color intermedio.
  • Rojo: El color de todas las pasiones – del amor al odio.
  • Negro: El color del poder y la violencia – el favorito de los diseñadores jóvenes.
  • Amarillo: El color de la diversión y el entretenimiento – El color más contradictorio.
3. Manda el mensaje correcto

En este punto debemos hacer varios trabajos previos, primero haber realizado una buena definición del público al que nos vamos a dirigir, los factores demográficos y el perfil socioeconómico ya lo vimos en el artículo anterior. 

Pero en este punto, tenemos que ser más sofisticados, tenemos que profundizar en los pensamientos, los sentimientos, las filias y las fobias de nuestro cliente ideal. Para ello, es imprescindible hacer las preguntas correctas a nuestros clientes, aquí os dejo algunos ejemplos:

  • ¿Cómo le afecta el problema o que necesidad tiene?
  • ¿Qué ha probado para solucionarlo? ¿le funcionó?
  • ¿Cuál es tu mayor temor para ponerle solución?

Es obvio, que con carácter general al ser profesionales del sector podríamos nosotros definir esas respuestas en base a la experiencia del trabajo con clientes, pero aquí estamos buscando una conexión, que el cliente se exprese y así poder buscar cual es la mejor forma de transmitirle el mensaje y hablarle en su propio idioma.

Esto hoy en día es fundamental para poder definir la parte emocional de nuestro público, y la parte emocional es por la que el público querrá conocernos o no.

Es importante tener claro a cuántos clientes necesitamos preguntar para tener un nivel adecuado de confianza con los datos, aquí podríamos introducir herramientas de muestreo estadístico, pero no es mi objetivo hacer un artículo interminable y soporífero, así que solo diré que para trabajar con confianza pensemos en preguntar a 300 clientes por cada 100.000 de público objetivo, o al menos, intentar hacerlo con 100.

Si tenemos un grado de conocimiento de nuestro cliente con un 100% de profundidad en sus emociones respecto al problema o necesidad, podremos comunicarnos con un 100% de efectividad.

Cómo estableció Robert Cialdini en su libro La presuasión, hay 6 principios clave a la hora de influir o persuadir a nuestro público, estos principios son: 

  • Reciprocidad: Entregas valor, recibes valor.
  • Escasez: Tu disponibilidad es limitada, no todo el mundo puede acceder a tus servicios cuando ellos quieran.
  • Autoridad: Eres un profesional con experiencia y con la autoridad suficiente en la materia de la que hablas.
  • Consistencia: Los mensajes tienen que ser coherentes.
  • Prueba social: Uno de los factores que impulsan más a la compra es la prueba social, nuestro sentimiento de afiliación a nuestros semejantes y nuestros comportamientos son en masa. Tener muchos testimonios favorables, es uno de los factores más poderosos para que nos compren. Nadie quiere ser el primero en equivocarse, ni el último que perdió la oportunidad.
  • Simpatía: La simpatía es una habilidad innata, pero también se puede trabajar, ¿cómo? creando un arquetipo que puedas presentar a tu público.

Utilizar estos elementos es clave a la hora de comunicarnos, pero para atraer a nuestro público tenemos que generar una secuencia muy clara en nuestro mensaje, hay muchas fórmulas de copywriting para medios publicitarios que son muy efectivas, así que si quieres indagar en este maravilloso mundo, por aquí puedes acceder al artículo el poder de las palabras y el copywritting.

4. Crea un escaparate que genere un efecto wow para tus clientes

Nuestro escaparate es el comienzo de nuestra relación con el cliente, y también habla de nosotros, un escaparate opaco, denota intriga y curiosidad, pero no impulsa mucho a la entrada, mientras que un escaparate transparente, muestra la vida del negocio como la propia palabra dice y valga la redundancia con transparencia, pero esto puede ser un arma de doble filo, porque si no tenemos muchos clientes, puede transmitir desconfianza. 

Si para tí lo más importante, es preservar la privacidad, y generar un impacto, los vinilos con una creatividad son una buena solución, y combinados al 50% con vinilos translúcidos, también aportarán luz natural al espacio.

Recuerda, utilizar los colores de tu marca dentro y fuera de la tienda o centro, y mantener una buena iluminación dentro para generar confort en los clientes.

5. Un escaparate digital para clientes ilimitados

Crear un escaparate digital con un diseño ordenado y amigable y una navegación fluida genera un nivel de confort que hace que el cliente pase más tiempo en nuestro espacio digital. 

Es importante, que la página web esté optimizada para dispositivos móvil que absorben la mayor del tráfico web hoy en día.

Piensa en un espacio lleno de confort y agradable tanto en el plano físico como en el plano digital, y valores como el orden, el espacio, la simetría y colores amigables permiten al usuario que el tiempo que permanece en el espacio le genere emociones positivas.

Si conseguimos crear ese espacio digital, solo tendremos que preocuparnos porque los contenidos que trabajemos sean de calidad con el diseño de un buen social media plan, y donde tengamos la capacidad de generar fuentes de tráfico hacia la web.

Una vez tenemos el tráfico y el entorno, con el diseño e implementación de una estrategia de marketing adecuada conseguiremos que todo el tráfico generado se conviertan en contactos y potenciales clientes.

Las fuentes de tráfico pueden ser prácticamente ilimitadas, podemos generar tráfico a través de redes sociales, de forma orgánica o de pago, o mediante buscadores también de forma orgánica o mediante publicidad. Podemos obtener visitantes a través de otros medios digitales, como publicaciones en otros portales, o mediante el acceso directo con enlaces en publicidad física o en el punto de venta. 

En definitiva, hoy en día cobra especial relevancia generar redes de contactos para establecer canales de comunicación que permitan generar nuevos clientes y fidelizarlos.

En el siguiente artículo hablaremos de la prospección de potenciales clientes, cómo cualificarlos y cómo atraerlos hasta nuestro punto de venta.

Si hablamos de campañas publicitarias para atraer más clientes, en nuestra agencia trabajamos campañas planificadas según los objetivos que queramos conseguir.  En el enlace te contamos como lo hacemos.

Si quieres estar al tanto de las novedades, suscríbete a nuestro blog y te informaremos de nuevas publicaciones.

Digitalizate con digisite.es

Introduce tus datos para ser el primero en enterarte de nuestras publicaciones

Ir arriba

¡Quiero mi Academia Online Ya!

Aquí es donde vas a descubrir cómo sí es posible acceder a tu sueño…