La metodología lean startup nace en 2008 de la mano de los empresarios Eric Ries y Steve Blank, como solución a la creación de proyectos tecnológicos en entornos de alta incertidumbre.

Definen la startup, como una organización temporal diseñada para validar un modelo de negocio. El objetivo es la creación de productos y servicios innovadores que satisfagan una necesidad de mercado, que sean repetibles y escalables.

Por lo tanto, una startup es un paso previo a la creación de la empresa que tiene por objeto, la prospección y validación de una propuesta.

Una vez validada, se puede pensar en desarrollar el plan de empresa para crear una organización superior. Esto responde al espíritu de la mención de Steve Blank: “ningún plan de negocio sobrevive al primer contacto con el cliente”

1. ¿Cómo funciona la metodología lean startup?

Dentro de la metodología lean startup encontramos varias fases, que al mismo tiempo se integran y se relacionan entre sí.

  • Proceso de desarrollo de clientes. Primero realizamos una investigación de mercado para extraer una hipótesis con los datos iniciales. Después, realizamos un test y observamos los resultados para ver las desviaciones respecto a la hipótesis planteada, con el fin de crear un producto o servicio mínimo viable. El objetivo en este punto es conocer al cliente.
  • Ciclo lean. Este ciclo consiste en poner a prueba el producto mínimo viable, experimentando con el mercado, midiendo y corrigiendo cada respuesta a nuestra propuesta. Pueden darse tres posibilidades:
    1. No tenemos datos para saber si nuestra propuesta es válida. Continuamos en el ciclo lean.
    2. Tenemos datos desfavorables de la propuesta, reiniciamos volviendo a la investigación de mercado.
    3. Tenemos datos favorables de la propuesta, continuamos a crear un producto final repetible y escalable para venderlo al mercado.
  1.  
  2. El objetivo de esta fase es construir una propuesta adaptada al cliente.
  • Metodología ágil. Lean startup es una metodología que tiene por objetivo construir una propuesta en el menor tiempo posible, e invirtiendo los menores recursos posibles, por lo que es básico implementar cada fase del aprendizaje de forma muy rápida.

2. Las ventajas de la metodología startup

El uso de esta metodología se aplica en proyectos muy innovadores y disruptivos, aunque a nuestro entender es aplicable a todos los proyectos por su agilidad y lógica de procesos.

Además, nos permite sacar conclusiones de mercado antes de incurrir en elevadas inversiones y en creación de una empresa que luego sea poco flexible y adaptable a la realidad de mercado.

Nos permite trabajar desde la mejora continua para garantizar la satisfacción del cliente, y desarrollando la propuesta con ellos. Esta metodología hace partícipe de su mejora al cliente.

Puedes vender tu propuesta en estadios tempranos, e ir generando flujos de caja positivos hasta ajustar el producto o servicio al mercado y crear una organización superior.

3. Conclusiones

En conclusión, aunque esta metodología se utiliza en proyectos disruptivos, recomendamos empaparse de sus líneas de trabajo para la creación de cualquier proyecto sea cual sea.

Todos los proyectos emprendedores viven en ambientes de incertidumbre, y la forma de ir reduciendo es validar cada paso de forma secuencial y destinando el menor consumo de recursos posible.

Si quieres estar al tanto de las novedades, suscríbete a nuestro blog y te informaremos de nuevas publicaciones.

Digitalizate con digisite.es

Introduce tus datos para ser el primero en enterarte de nuestras publicaciones

Ir arriba

¡Quiero mi Academia Online Ya!

Aquí es donde vas a descubrir cómo sí es posible acceder a tu sueño…